Páginas

Sobre este blog

Bienvenido a mi humilde blog sobre cine y mucho mas. Le comento estimado amigo que aquí encontrara algo de información, algunas reviews pero sobre todo ambiente de cine y no solo del clásico sino también moderno.
Espero que disfrute del lugar y que le gusten mis críticas, pero también espero que algunas no le gusten, si es así me voy a sentir orgulloso porque todos pensamos distintos y algo que me encanta es la pluralidad. Siéntase cómodo de disentir.
Un abrazo

Gabriel

miércoles, 22 de agosto de 2012

The Hunger Games - En la arena política

"The Hunger Games", "Los juegos del hambre" (Arg./Latinoamerica/España) - (2012 - EEUU - Color - 142 min.)

El mundo moderno, luego de una cruenta guerra,  se encuentra dividido en doce distritos que como forma de mantener la paz organiza anualmente una competencia  en donde dos representantes de cada territorio luchan a muerte en un bosque con el solo objetivo de que haya un ganador que lleve toda la gloria a su pueblo.


Dirigida por: Gary Ross - Protagonistas: Jennifer Lawrence, Stanley Tucci, Woody Harrelson y Donald Sutherland.

El tema de las sociedades hipotéticas es un género que no le fué ajeno a Hollywood ni aún en sus comienzos a pesar de ser un tópico más emparentado con la literatura en sí que con el séptimo arte. Tal vez la famosa novela de H. G. Wells "The Time Machine", llevada a la pantalla grande en dos ocasiones, es quien marcó el camino del film moderno sobre civilizaciones hipotéticas, un sendero delineado por un contenido político que se muestra sumamente diluido dentro del tono de aventuras que plantea la historia. Otro ejemplo literario del género es una novela muy interesante que se levanta como paradigma actual y no solo del cine sino también de la TV, nada más ni nada menos que “1984”. El libro de George Orwell, más veces nombrado que realmente leído, es una obra donde la mayoría de los lectores asume inmediatamente como una descripción crítica  del surgimiento del nazismo, aunque después de una lectura mas detenida uno se percata que en realidad el escritor se refiere al comunismo y en forma especial al Stalinismo. “1984” trata sobre la vida en una futura sociedad dictatorial en donde hay una absoluta pérdida de derechos individuales y en la cual todas las actividades humanas están vigiladas por el estado. Este historia marca el camino de muchos Films pasados y actuales cuya finalidad básica es la de perturbar nuestro punto de vista de sociedad democrática occidental a base de mostrarnos el desprecio por los ciudadanos y sus libertades, haciendo que situaciones impensables o ilógicas para nuestras costumbres sean moneda corriente y de esa manera los espectadores se sientan incómodos al presenciar esta sociedad alterada. Dentro de este subgénero se denotan dos corrientes diferentes en forma casi excluyente; la primera es la que presenta una sociedad política maquiavélica y llena de conspiraciones que habitualmente se utilizan como vehículo para denunciar sociedades despóticas. La otra pata trata sobre películas concebidas con forma de films de acción o deportes y que resultan algo más específicas en sus alegatos, es decir, en lugar de generalizar la denuncia hacia todo el poder gobernante es más frecuente que ofrezcan alguna crítica específica como a las corporaciones, a los medios de prensa o el poder de la televisión en sí; dentro de este segmento los ejemplos mas notorios son la famosa producción de los ’70 “Rollerball” del polifacético Norman Jewison o la película de culto “Death Race 2000” del rey de las películas clase “B” Roger Corman; está claro que la película que nos interesa, “The Hunger Games”, pertenece claramente a este último tipo. Concebir un film de estas características no es fácil ya que el mayor escoyo que tienen es que se deben desarrollar por un sendero argumental muy fino. Para clarificar; todas estas producciones están en la frontera entre un film de denuncia y una película de acción, este equilibrio es sumamente necesario porque si el film pasa exclusivamente a convertirse en entretenimiento puro es probable que pierda su sentido y si trata de ser una crítica social en forma predominante es posible que no logre su objetivo porque carece de una base argumental sólida del tipo suelen disponer los film conspirativos, amén de que posiblemente a consecuencia de esto genere también una gran pérdida de espectadores que no desean ver una película con este tipo de lectura. The Hunger… lo logra superar este problema a medias, es que la primera hora está monopolizada por la presentación des sus personajes principales y del entorno de sociedad despótica donde habitan. Claro que esta presentación pasa más por lo emotivo que por lo efectivo porque el director no desarrolla con claridad la forma en que se llegó a ese mundo caótico desde nuestro punto de vista. Paralelamente es en este segmento donde el factor crítico está presenta, y se hace muy evidente en la forma de un juicio de valores sobre la TV moderna y en especial a los shows tipo realitys encasillándolos como nuevas formas de entretenimientos populares extremos que a modo de droga sirven para calmar una sociedad que se muestra sumamente polarizada entre los que viven como reyes y los que se pelean por conseguir un pedazo de pan para comer. Ahora es en el resto del film cuando el factor de competencia deportiva extrema asume su protagonismo y la carrera por la supervivencia de la joven protagonista monopoliza casi por completo a la pantalla, algo que, por supuesto, no es inconveniente para el relato, al contrario, pero es la forma plagadas de clichés que asume el director la que vuelve muy común este pasaje a pesar de ser el mas importante de la película. The Hunger… es un film adulto, y que está precedido por una buena crítica, de por sí la película tiene el mérito de afrontar un tema algo arriesgado para el cine comercial actual y eso ya la hace merecedora de cierta consideración. También está claro que no tiene un gran planteo a nivel fílmico, como también errar cuando entrega un mensaje ambiguo dentro del contenido político que suelen prometer este tipo de género. También hay que decir que la segunda parte, la más interesante, es relativamente entretenida después de una introducción que puede resultar algo prolongada, pero igual se hace visible la falta de tensión para atraer totalmente al espectador. En resumen arriesgada, con contenido pero con demasiados “pero”, solo cada espectador decidirá y inclinará levemente sus valores para un lado y para el otro o sea entre buena y regular.

Mi puntuación: 06/10
  
Disponibilidad:
DVD Zona 1 - Bluray Zona A - Lionsgate studio. Con subtítulos en español.






1 comentario:

Publicar un comentario