Páginas

Sobre este blog

Bienvenido a mi humilde blog sobre cine y mucho mas. Le comento estimado amigo que aquí encontrara algo de información, algunas reviews pero sobre todo ambiente de cine y no solo del clásico sino también moderno.
Espero que disfrute del lugar y que le gusten mis críticas, pero también espero que algunas no le gusten, si es así me voy a sentir orgulloso porque todos pensamos distintos y algo que me encanta es la pluralidad. Siéntase cómodo de disentir.
Un abrazo

Gabriel

sábado, 16 de junio de 2012

Mi Novia el Travesti - Una película bien definida.


"Mi novia el travesti" (1975 - Argentina - Color - 77 min.)


En una despedida de solteros un empleado se juega con sus amigos el sueldo de un mes a que puede seducir y luego darle una paliza al travesti que protagoniza el espectáculo que están viendo. Cuando parece que está a punto de ganar la apuesta, se dará cuenta que las cosas no son tal como parecen...


El ciudadano argentino siempre jugó a dos bandas cuando trató de imponer un modelo de sociedad para su país. Una parte de la población sentía una gran admiración por la forma de vida europea y deseaban transformar al país en la Inglaterra o en la Francia del hemisferio sur, inclusive muchos habitantes se consideraban a si mismos como europeos desarraigados en estas tierras. En cambio la otra mitad tomó como ícono y modelo constructivo a la sociedad norteamericana. Esta disyuntiva o este tire y afloje entre dos ideales no tan diferentes en el todo  marcó a fuego el desarrollo socio económico de la Argentina por más de dos siglos, y se puede decir que al día de hoy, aún en este mundo post globalizado, sigue insuflando sus consecuencias aunque, por supuesto, de una forma mucho mas mesurada que antaño. Durante el auge de esta dicotomía no hubo estamento ni rincón que no fuera afectado por la influencia de una u otra corriente, la forma de vida, la política, la arquitectura y los que nos interesa a nosotros, el cine, cayeron bajo esta extrema bipolaridad. El caso del séptimo arte, la influencia original a partir de mediados de los ‘50 es claramente europea, esta definición impuso la forma de hacer cine que adoptaron los realizadores pero no así la apreciación artística que los espectadores tuvieron del cine nacional. Por muchos años, más allá de algunas películas humorísticas de Porcel y Olmedo, el cine argentino no fue realmente taquillero es decir que no atraía a grandes masas de público porque, le guste a quien le guste, funcionaba como una copia “barata” de corrientes cinematográficas como la “Nouvelle vague” francesa. El resultado se reflejaba en la construcción de films crípticos, plagados de silencios, faltos de ritmo narrativo y sobretodo, salvo contadas excepciones, sumamente aburridos (me hago totalmente responsable de lo que digo). Dentro de esa generación hay, por supuesto, productos sumamente potables y de entre ese pequeño grupo que rescato se encuentra la película que nos interesa,
Mi Novia es travesti es claramente una comedia costumbrista italiana, todos los ingredientes de estas películas están presente, los fuertes lazos familiares, el honor, las diferencias de clases sociales como así también las situaciones sexuales están al orden del día, es también claro que el director tampoco trata de cubrir o al menos disfrazar la propuesta sino que la aprovecha de forma inteligente como herramienta para obtener público, ya que como muchos saben una gran mayoría de la población argentina es de descendencia italiana. Lo primero que llama la atención de la película es su temática, no era fácil armar un film en el primer lustro de los ’70 que trate sobre la relación amorosa de un hombre, aparentemente heterosexual, con un travesti, o cuanto mucho sobre la idea del cambio de sexo. No solo era arriesgado por temática sino porque tampoco era común en el cine, es más, las películas que trataron temas similares como las conocidas Victor Victoria o Tootsie o el clon mexicano son posteriores a este film. Otra cosa destacable es el registro, porque a pesar de la seriedad del tema el film se mueve  ágilmente en el segmento de la comedia sin caer fácilmente en el melodrama o la comedia excesiva. También es llamativa la construcción del film, porque estamos ante una película corta con poco mas de 70 minutos que no pierde tiempo en las presentaciones ni tampoco en subtramas secundarias, ya desde el minuto cero el film la cámara se posa sobre el personaje de Alberto Olmedo y la progresión dramática avanza sin freno hasta su resolución. Es fácil apreciar que todo funciona sobre el eje del protagonista, inclusive los ricos personajes secundarios, que llamativamente no resultan unidimensionales, trabajan al servicio de la historia aportando lo necesario para el desarrollo de las situaciones, algo que el cine Argentino, salvo en los últimos tiempos, siempre mostró en deuda. Una vez le preguntaron a Nené Malbrán durante un reportaje cual había sido la mejor actuación que presenció en la pantalla y ella no dudó un segundo en decir que la de Alberto Olmedo en “Mi Novia…”. Y esto es algo que nadie le va a discutir, porque el actor Rosarino soporta magistralmente cada minuto de cámara sobre sus hombros y desarrolla un trabajo contenido y preciso en un género al cual no estaba acostumbrado sin mostrar falla alguna. También Susana Gimenez compone su personaje  de forma más que aceptable teniendo en cuenta que la blonda actriz nunca se destacó con un gran desempeño en sus interpretaciones. Y lo apreciable  de estas dos actuaciones se hace más visible en la buena química que entre ambos demuestran cuando conviven sus personajes en la misma pantalla.
Mi novia es un film que tiene varias aristas por las cuales merecen una revisión, mas allá de lo arriesgado sobre la temática de la elección sexual y la crítica social que en sí logra exponer el arquetipo del pensamiento del argentino estándar del siglo pasado, nos vamos a encontrar con una película que muestra un tiempo y un modelo de sociedad donde los empleados, los profesionales y los empresarios podían ser amigos mas allá de las diferencias socioeconómicas, un tiempo donde las clases sociales (fuera de cualquier lectura política) compartían espacios y lugares sin segmentación. También vamos a hallar una radiografía detallada de cómo funcionaba la noche de Buenos Aires en los años ’70, con sus calles (principalmente Corrientes) plagadas de teatros y espectáculos nocturnos. Pero sobre todo vamos a encontrar a un film con una historia jugada, un desarrollo que no pierde ritmo y un toque de comedia que hecha por tierra todo el paradigma de que muchas películas europeas eran aburridas. Que además este film sea una de mis 1001 películas preferidas es solo meramente accesorio.
 


 
 
 Mi puntuación: 07/10

Disponibilidad:
DVD Zona 4 - Gativideo (formato de imagen 4:3 TV estandar).  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario